Entradas

Aumento de mamas

Cuando realizamos un aumento de mamas es fundamental evitar la contaminación bacteriana. Una de las formas de conseguir este objetivo es evitando las zonas potencialmente contaminantes para el implante y que nos pueden generar una siembra bacteriana, que podría derivar en una contractura capsular o en una infección. De ahí la importancia de evitar las incisiones peri-areolares.

Las ventajas de hacer la cirugía por el surco submamario son:

  • Evitar la posible contaminación bacteriana derivada de la manipulación de la glándula mamaria. En las incisiones peri-areolares hay que atravesar la glándula mamaria o dirigirnos cerca de ella hasta encontrar el músculo pectoral. Mientras que al acceder a través del surco submamario, nada más atravesar la piel nos encontramos con el músculo pectoral. La manipulación de la glándula mamaria y de los conductos galactóforos puede derivar en contaminaciones bacterianas debido a la presencia de bacterias en estas zonas.
  • Evitar las cicatrices en medio de la areola, es decir, en el centro de la mama. Dependiendo de cómo sea la cicatriz se verá más o menos. Sin embargo, las cicatrices producidas por el abordaje vía surco submamario siempre quedarán escondidas en una zona menos visible de la mama.
  • Evitar generar artefactos radiológicos en la glándula que pudieran verse en las mamografías o ecografías posteriores y podrían generar confusión en los diagnósticos.

Todo esto es evitable es los casos en los que esté indicado un aumento simple, es decir, sin elevación de mamas o mastopexia.

Especialista en aumento pecho Valencia

Cirujano plastico Valencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *